El Cofre

Directo, polémico y casi siempre a contracorriente.

BIENVENIDOS.

Oscars Mayers. Choped, mortadela y nada para DiCaprio

franmoreta:

Qué decepción de palmarés. No es que haya perdido un duro apostando, porque soy bastante malo reconociendo el gusto de los académicos, que en la mayoría de las ocasiones dista de mi interés fílmico, pero me entristece el resultado de esta gala en muchos aspectos. No me decepcionó la gala en sí,…

Oscars 2014. Mi análisis.

Día de resaca de los Oscar y, por lo tanto, día de análisis. Trataré de centrarme en comentar la gala en sí pero no prometo nada. Ya veremos.

La Gala tuvo un inicio brutal. Ellen DeGeneres, con un humor fresco, elegante e increíblemente sarcástico me enganchó a la televisión con un monólogo de 10 minutos perfectamente cronometrados. Ya me había ganado y no hay nada más que hablar. En un ambiente festivo y de puro cine (que aprendan otros), comenzaron a subir al escenario los primeros galardonados y después Jim Carrey, quien hizo lo mismo y cansó lo mismo. Gracias a Dios, fue bastante breve. 

image

El primer galardonado fue Jared Leto como mejor actor de reparto. Vale. No diré que ha sido injusto pero para mí su papel fue, por así decirlo, ni fu ni fa. Yo, en mi quiniela personal, aposté por Jonah Hill que lo borda en su papel en El Lobo de Wall Street. Pero desde el momento que vi el anuncio de los nominados y mostraron a Jared Leto de travesti hablando consigo mismo ante un espejo sosteniendo un vestido rosa y con maquillaje de Drag Queen supe que le iban a dar como ganador. No me sorprendió. 

El segundo premio fue para el vestuario del Gran Gatsby y Catherine Martin, en un arrebato de elegancia (no es para menos), sube al escenario, recoge la estatuilla y del sujetador saca un folio DIN A4 con cuarenta dobleces para hablar veinte segundos. Cutre se queda corto y si pasara en otra parte todos estaríamos ahora rajando del tema; pero como ese detalle está rodeado de Glamour y fiesta tampoco es que se le de mucha importancia. Ni falta que hace. La Gala fue avanzando sin prisa pero sin pausa. Amena, entretenida y la banda sonora de Indiana Jones introduce a Harrison Ford quien deja mucho que desear en su aparición y haciéndonos saber a todos que cada palabra que suelta por la boca está siendo leída de teleprompter. 

Y llegamos a la nota de terror número uno: la gran Kim Novack de la película Vértigo con su promoción de la cirugía estética en forma de sonrisa al más puro estilo el Joker de Batman. Buen guiño, por cierto, ya que La Academia ayer nos bombardeó con un tema manido y aburrido dividido en tres secciones sobre los súper héroes. Muy americano todo. Continuamos y van cayendo más premios: Frozen en animaciónGravity llevándose los galardones técnicos (obviamente). Y luego el de Mejor película de habla no inglesa que dio paso a la segunda nota de terror de la noche: la actuación de U2. Los irlandeses me gustan; no soy fan pero he de decir que, en general, son de mi agrado. Pero la actuación de anoche dejó mucho que desear; la suya y la de todos (la de Idina Mezel con ”Let it go” fue espeluznante) pero tampoco voy a hacer sangre del asunto porque al fin y al cabo, esto no era Eurovision. 

El selfie de Ellen

¿Qué más decir que no se haya dicho ya? Más de un millón de Retweets en Twitter en menos de una hora. Récord batido y red social colapsada durante unos minutos. Esa foto hizo historia y ella lo sabía desde el principio. Una foto que vale millones (por lo que cada uno de los que posa en ella tiene en sus cuentas corrientes) y un recuerdo inolvidable para la buena de Ellen. Me alegro por ella. 

Este fue el preludio perfecto para Lupita Nyongo’o y su galardón a Mejor Actriz de Reparto. No la puse en mi quiniela pero me alegré por ella. Discurso suave y emotivo, sin duda uno de los mejores momentos de la noche. 

image

El evento dio un bajón: la broma de la Pizza era tan innecesaria como absurda. Una broma que no fue tal, ya que en verdad sí que se pidió pizza. 99 para ser exactos. Pero sobraba. 

image

Silencio. IN MEMORIAM

Todo evento como este tiene que tener un apartado tan obligado como emocionante en el que recordar a la gente que se nos ha ido durante el año. El video en el que se recordaba a todos los profesionales de la Industria fue acompañado de un silencio de aplausos por parte de los presentes. La cadena de televisión ABC prohibió los aplausos para que no se notara quién era más importante y querido; un trato justo. Todos eran iguales. Una sección que cerró Brette Midler con una bonita canción. Los que se nos han ido fueron recordados con respeto, admiración y con un bonito homenaje. 

La tercera nota de terror es para Penélope Cruz. No me malinterpretéis: mis mas sinceros respetos hacia ella y es un orgullo para España que esté ahí pero ese acento ya cansa y avergüenza. Una mujer que lleva tanto tiempo viviendo en Estados Unidos que lee, escucha y respira inglés con tantísima frecuencia, no puede hablar un inglés casi a la altura de Ana Botella. Quedas en ridículo y debería avergonzarse de ello. No digo que no tenga acento; tenerlo es de lo más normal, pero hombre, una cosa es tener acento y otra cosa eso. Mal, muy mal. Demuestra poco interés y dejadez. Debería hablar con Antonio Banderas que sí, tiene acento, pero por lo menos no parece que acaba de salir de un curso Magic English

Los grandes premios.

Por fin llegamos al final de la gala y llegan los grandes premios. El premio a mejor actriz se lo lleva Cate Blanchett. Previsible. La única que podía arrebatarle el puesto era, si eso, Amy Adams o Judy Dench. Con que no lo haya ganado Sandra Bullock me conformo. Todavía me explico a quién engañó para siquiera estar entre las elegidas. Su papel en Gravity deja mucho que desear: malo tirando a pésimo. Pero supongo que había que rellenar espacio. 

Admito que me llevé un par de sorpresas negativas en cuanto a premiados se refiere. La primera con Alfonso Cuarón como mejor director. No digo que sea malo ni mucho menos. Lo que hizo con Gravity ha sido espectacular y de un mérito tremendo. Todos y cada uno de los premios que se llevó su película ayer se los merecía con creces. Todos menos ese, precisamente ese que te da a mejor director. La dirección de actores en Gravity es penosa. La buena de Sandra Bullock flota en un mundo de desconcierto y caos pero no por la situación a la que se enfrenta en la película sino porque no sabe en ningún momento cómo interpretar a su personaje, soso y anodino; y eso es culpa del director. Al margen de actuaciones y de lo espectacular del aspecto técnico de la película, Gravity carece de planos interesantes. 

La segunda y mayor decepción (que no sorpresa) fue la elección de Matthew McConaughey como Mejor Actor Principal. No digo que lo haga mal. Ni mucho menos. Pero nada comparado con Leonardo DiCaprio en su papel en El Lobo de Wall Street. Paremonos a analizar un momento ambos personajes: ambos son drogadictos y puteros sumergidos en un mundo de degeneración. La diferencia es que Matthew tiene una enfermedad (SIDA) y Leonardo se ahoga con su propio dinero. 

image

Matthew tiene altibajos de actuación (el momento en el que llora en el coche es hilarante y vergonzante) y sin embargo Leonardo lo borda de principio a fin. Ojo que no estoy valorando películas sino actuación. Al final, por mucho que me quise engañar, pasó lo de siempre. Sí, me declaro fan de DiCaprio. Es una actor como la copa de un pino y para mi y millones de personas como yo, no necesita un Oscar para demostrar lo bueno que es. Eso ya lo hace en cada una de sus películas. Pero lo de la Academia ya canta y mucho. Yo voté por él pero en mi fuero interno sabía que lo iba a ganar Matthew McConaughey; pero no por su actuación, sino por el tipo de papel que hace y que gusta mucho en Hollywood. 

La gala terminó. En líneas generales estuvo bastante bien. Es normal que en tres horas y media que dura tuviera algún que otro altibajo. Muchos se quejan de lo aburrida que fue pero yo a ellos les pregunto: ¿Pero qué buscáis? Parece que hoy en día todo tiene que haber explosiones y chistes cada tres segundos para que se considere divertida. Los Oscars 2014 tuvieron a U2, Pink, estrellas de Hollywood, a Ellen DeGeneres, y cine, mucho cine. Que al fin y al cabo, es lo que debe haber. 

El efecto Youtube

No hay profesión más infravalorada como la mía. La tecnología ha hecho que todos los que tienen una video cámara y con redes sociales como Youtube, se autodefinan como “Directores” o como se dice por estas tierras, “filmmakers”. Hoy en día todos se aplican este término cuando hacen un vídeo en el que cuentan una historia de diversas calidades y lo suben a Internet. Todos se creen en el derecho de llamarse directores por el mero hecho de darle al play y grabar cualquier chorrada; todos se creen que por subir un vídeo a internet se pueden considerar filmmakers. Y no. No señores, eso no es así. 

Ni yo mismo, teniendo una carrera de comunicación audiovisual y un máster de dirección cinematográfica en Nueva York, me considero un filmmaker; ni yo mismo me autodefino de esa manera habiendo hecho más de 30 cortometrajes. Si yo mismo no me defino así habiendo estudiado lo que he estudiado y habiendo hecho lo que he hecho, ¿por qué los demás se consideran con el derecho de hacerlo?

Es como si yo un día construyo un castillo de arena y me hago llamar arquitecto; o como si arreglo un virus de mi ordenador y me hago llamar ingeniero informático. No, esto no lo hago yo ni nadie, pero sí que mucha gente que graba un cortometraje desde su casa, se considera a sí mismo “Director”. 

Hacer un cortometraje no es sólo escribir una historia y luego grabar. No. Ser director involucra tomar ese guión, analizarlo línea por línea; leer una y otra vez cada diálogo analizando qué hay detrás de lo que se dice. Valorar qué tipo de plano utilizar en cada situación y el porqué. Y un largo etcétera que transformaría este artículo de opinión en un ensayo… y no estamos para ello.

Ser director involucra trabajar sobre una historia durante meses de pre-producción, semanas de producción y meses, otra vez, de post-producción; ser director NO es coger una cámara, grabar luego editar y subirlo a Internet. 

El cine es un arte. El arte es subjetivo. Pero la subjetividad no da derecho a llamar algo de una cierta forma si no hay reglas, sudor, lágrimas, sufrimiento y alegría detrás de ese producto. Si tú no te haces llamar médico por decidir tomarte un ibuprofeno ante un dolor de cabeza, ¿por qué te haces llamar filmmaker por hacer un vídeo de 4 fotos con música de fondo y con una voz en off narrando lo que ya estamos viendo? Y no es, desde luego, sacar uno, dos, tres vídeos por semana y subirlos a Youtube. Si eso uno (y siendo muy generoso) por cada seis meses. 

Ojo, no estoy criticando que la gente haga vídeos y los suba a internet. Es más, me parece maravilloso. La tecnología nos abre puertas y experiencias que veinte años atrás eran utopías. Me parece estupendo que la gente se grabe, creen historias y las plasme en la pantalla. Todo me parece más que perfecto siempre y cuando no por ello adopten un título que muchos de los que nos dedicamos profesionalmente a desarrollarla, ni siquiera nos ponemos; por los que muchos de nosotros que hacemos un libro de pre-producción de más de 60 páginas para un cortometraje de 15 minutos y que trabajamos en él meses y meses, no se nos ponga el mismo título que el que, en cinco horas, tiene todo un “cortometraje”. No infravaloremos esta preciosa profesión porque, en mi opinión, es una de las razones (entre otras) por las que el cine de Hollywood y en general es cada vez de menor calidad. 

NOTA (que os veo venir): Aquí generalizo y digo TODOS. SÍ, DE ACUERDO, ESTÁ MAL. Pero no te des por aludido si tú no lo haces, así de sencillo. Gracias.

Los fachas y la Iglesia: culpables

Políticos, fascistas y la Iglesia, esos son los culpables de todo. El tema del aborto cansa y se leen cosas que ponen los pelos de punta. Ésta será la primera y última vez que publique algo sobre el tema. Me caerán palos por todas partes pero me siento en la obligación (impuesta por mí mismo) de exponer mi opinión acerca de todo lo que se está diciendo.

¿Que por qué ahora? Hace apenas unas horas leí “GALLARDÓN: carta de una joven embarazada para ti”. Dicho texto me estremeció, no por el contenido (que también) sino porque da la sensación que es la opinión de 9 de cada 10 pro abortistas de este país. 

Aborto sí o no. Muy claro. No si es por un error. Si sales de fiesta, te emborrachas, y te quedas preñada es tu culpa y del padre. A apechugar y a fastidiarse 9 meses. Que no es tanto. Ahora bien, muchas ahora me saltaréis a la yugular diciendo “ya está el hombre fascista” “el macho alfa, como no tiene que aguantarlo él” y un sinfín de estupideces. Primero: es responsabilidad también del hombre aguantar esos nueve meses. Si no lo hace, no hará otra cosa que demostrarte que ese tipo no era el adecuado para ti o para enseñarte una valiosa lección: usa protección; y segundo, no soy fascista ni ganas de serlo. El aborto libre es una de las mayores aberraciones que tiene el ser humano. Hemos llegado a tal punto en el que se pone el grito en el cielo por la abolición de las corridas de toro pero se defiende algo que interrumpe una vida humana. Porque lo podemos llamar como lo queráis: feto, proyecto de humano o cosa, pero eso que se gesta en el seno materno no es otra cosa que un niño. Tal vez no lo sea con su forma, sus dedos, su boquita, sus manitas hasta pasadas unas semanas pero en esencia es un niño y todos lo sabemos. No en vano nuestras madres nos consideraron sus hijos desde el momento que sabían que estaban embarazadas; no en vano desde esas pocas semanas de gestación para ellas éramos sus hijos. No eramos un feto, no eramos un proyecto; eramos sus hijos, personas, seres humanos. 

Dicho esto, y que dudo que nadie rebata, no han sido pocas veces las que he pensado que hemos llegado a un punto en que consideramos que un feto es un ser humano o no dependiendo de los sentimientos que tengamos hacia él. Si lo pensáis friamente, profundizando en ello, se os pondrá la piel de gallina.

Ahora bien, vamos con la “carta” mencionada al principio que no tiene desperdicio. En un fragmento dice así: No es tarea fácil ni plato de buen gusto para ninguna mujer tomar esa difícil decisión (la de abortar), no somos conejos, pero tampoco asesinas.  Somos gente normal a la que criminalizan siendo ustedes los mayores pecadores que nos ha dado la historia, herederos del franquismo y de la España más rancia. Esa España que ustedes los “patriotas” destruyen cada día, esa España que va de la mano de una de las instituciones más hipócritas y dañinas que conozco, la Iglesia. La misma que usa a su propio Dios en contra de los más débiles, la misma que dice hablar en nombre del salvador mientras os llenáis los bolsillos con billetes y votos” 

¿Qué, cómo os habéis quedado? Increible pero cierto. O sea que el que una mujer aborte no es culpa de su error sino de: 1- Gallardón; 2- los fascistas, 3- la Iglesia y 4- Dios No es de ella, no. Es de estos cuatro agentes que una noche se metieron entre sus piernas y la dejaron embarazada. Lo de España rancia, que los patriotas destruyen el país y todo eso ya ni lo valoro. La carta prosigue diciendo que España es un país carente de libertades y derechos y sin un venezolano, ucraniano, norcoreano, cubano, leyera estas palabras se presentarían en su casa y le demostrarían en un abrir y cerrar los ojos lo que es vivir en un país sin derechos y libertades. Un venezolano se ofendería y mucho al leer esas líneas. 

Y ahora vamos con el colofón: "Es una decisión tomada tras una larga y dura reflexión. Y ahora sé que no es egoísta, ni corresponde a ningún tipo de delito” 

Esto, precisamente esto, es lo que más miedo me da. La sociedad ha llegado a un punto de individualismo y egoismo como solo precisamente los fascistas hacen. El yo decido, el es mi libertad y decido yo acabar con un futuro niño. El me da igual, como hago con mi coño lo que quiero, pues me acuesto esta noche con este y si me quedo embarazada pues no pasa nada, matamos al feto y ya está. Como fumarse un cigarrillo; el culpar a la iglesia de todos los males y a los políticos de prohibirme acabar con un futuro niño, se está convirtiendo, más que en una moda, en un pensamiento tan arraigado en la opinión pública que en un futuro pasarán una de estas dos cosas: o nos verán como unos salvajes sin escrúpulos, inhumanos y degenerados; o como unos revolucionarios dignos de admirar. A este paso, lo segundo. Y eso da miedo. 

Por cierto, joven embarazada. Si no puedes manternerte ni a ti misma, si tus santos padres currantes donde los haya no pueden tampoco mantener a tu hijo (ni tienen porqué hacerlo ya te mantuvieron a ti), si tienes que salir de tu país para trabajar etc. Todos estos argumentos no valen para nada. Si todo esto te preocupa te fastidias 9 meses y lo das en adopción; no directamente lo matas. 

Cuestión de Venderse

Hace muchísimo tiempo que no publico nada aquí y ya va siendo hora. Hace un año y 3 meses que vivo en Nueva York, Estados Unidos. Mi venida se debió básicamente a los estudios: un curso de 1 año de cine. Durante este periodo he podido comprobar, en primera persona, que en este maravilloso país se saben vender muy bien pero que desde dentro decepciona en algunos sentidos. 

En España tenemos fama de no ser puntuales; me he encontrado con varios americanos que de lo primero que se sorprenden es que llegues a la hora o incluso más temprano de lo estipulado. Como soy español no es raro escuchar “oooh llegas a la hora, ¡qué raro!”. Esto, a parte de ser algo ofensivo llega a ser algo cínico. No sólo en temas de convivencia entre amigos de quedar para ir a tomar unas copas sino que en el profesional, me he encontrado con infinidad de norteamericanos que llegan 15, 20, 30 e incluso una hora tarde a trabajar. Pero nadie dice nada, no. Somos los españoles los impuntuales.

En España tenemos fama de gritones. Se nos conoce mucho por alzar mucho la voz, de hacernos notar, de gritar. Puede ser, no digo que no. Pero los norteamericanos no se quedan lejos de nosotros. Da lo mismo que estés en un restaurante que sentado en un sofá de tu escuela. Si hay dos o más personas de un mismo grupo, los decibelios que alcanzan sus conversaciones se pueden escuchar a metros e incluso pisos de distancia. Pero una vez más, los españoles somos los únicos a los que le gusta gritar. 

En Estados Unidos hacen todo bien. Todos son profesionales y buenos trabajadores. Falso. He trabajado en más de 20 cortometrajes en los que había un buen número de americanos. Me he encontrado con vagos como pocas veces me he encontrado en España. Pero eso no es lo peor. Lo peor (o mejor según se mire) es cómo se venden: hace unos meses recibí un mail ofreciéndome un trabajo como Grip (el que lleva de un lado el material y luces para ponerlas en un set). Al día siguiente tenía una entrevista con la directora que por cierto llegó 15 minutos tarde. Durante susodicha entrevista, nos estuvo hablando con frases hechas y con una prepotencia absoluta de cómo era su forma de trabajar, entre las que incluyó temas como puntualidad (manda huevos), que jamás le gusta acabar un rodaje en más de 8 horas, que quiere gente profesional, etc. Yo salí de la entrevista pensando que este rodaje iba a ser muy bueno y muy “educativo”; que iba a aprender muchas cosas. 

Pues bien. Puntualidad nula tanto de directora como de productora hasta el Gaffer (el segundo de iluminación después del Director de Fotografía). Jornadas de más de 8 horas diarias, incluso una superó las 17. A mí me acabaron contratando como Asistente de Cámara y me relegaron sin explicaciones a segundo. Posteriormente se me informó que no necesitaban de mis servicios los dos últimos días, qué digo, ni se me informó. No me dijeron nada, tuve que llamar yo para enterarme. La gente que trabajaba ahí y que era tan profesional, no sabía cuestiones tan básicas como qué hace qué dentro de un rodaje. Me echaron varias broncas injustificadas por no estar vigilando la cámara durante las pausas. No es el trabajo del segundo de cámara es del primero; yo tengo otras responsabilidades. 

Todo esto no me hubiera importado y no lo habría mencionado en este post, sino se me hubiese dicho en la entrevista anterior a este rodaje que todo iba a ser profesional y de primer nivel. En España tenemos fama de vagos, nos ven como indigentes por la crisis (no hay día que pasee por Nueva York y no me pidan limosna, cosa que no me ha pasado nunca en España. Estoy hablando de CADA DÍA). Somos el culo del mundo y no porque seamos peores sino porque dejamos que nos llamen vagos, impuntuales y poco profesionales. No nos sabemos vender ni literalmente hablando: Nocilla, aceites y vinos españoles no los verás aquí; Aquí se vende Nutella, aceite italiano y vino francés. 

Estados Unidos es un muy buen país con muy buena calidad de vida y España (obviemos situación política) también. Inventamos el submarino, el Chupa Chups, el autogiro y la fregona. Pero dudo que muchos en el mundo lo sepan. Porque todo hoy en día se consigue vendiéndose y España no sabe. Las cosas como son. 

365 días y muchos más.

Cuando uno se para a pensar las cosas buenas y malas que nos brinda la vida uno tiende a dar más prioridad a las primeras que a las segundas. Tal vez, gracias a que con el tiempo recordamos sólo las cosas magníficas e inigualables, el ser humano puede afrontar con dignidad y coraje los malos momentos que durante su existencia vive. 

Se suele decir que un amigo es una bendición; que es lo más importante para la vida personal de un ser humano. Y es cierto. Un amigo es con quien compartes todo: desde los momentos de alegría hasta los de tristeza pasando por un sinfín de situaciones baladís pero que en su conjunto componen un álbum de recuerdos que permanecerán en la memoria de uno de por vida. 

La amistad no entiende de caducidad. Hablo de la buena amistad, de la de verdad. No la que uno sabe que es pasajera y que, por ejemplo, sabes que se acabará cuando se termine el curso, la carrera o el año. No. El verdadero amigo es el que sabes y en el que tienes la certeza que aunque suceda una hecatombe a nivel mundial, él seguirá estando ahí. La amistad tampoco entiende de tiempo, de antigüedad. Tu mejor amigo puede a ver llegado a tu vida hace tan solo un año que da lo mismo. Si compartes casi todo con él, desde gustos hasta charlas interminables sobre temas varios, da lo mismo que lo conozcas desde hace 20 años que unos meses. Si desde comienzo existe eso que se llama feeling no importa nada excepto esa unión.

En la amistad no hay bajones. Hay altibajos pero de todos los momentos bajos se sobrepasan rápidamente porque sabes que esa persona es y será importante para ti en tu vida. Claro que todos los amigos discuten, se pelean. Pero lo que hace que a veces te tengas que tragar el orgullo, que perdones las cosas malas del otro, es precisamente eso: es tu mejor amigo, tu hermano, tu apoyo. Sin él, tu vida se vendría abajo y te quedarías cojo de por vida. 

Por todo esto te lo agradezco a ti. Gracias amigo por estos meses extraordinarios en los que hemos sobrepasado juntos infinidad de cosas malas. En los que hemos vivido duras situaciones…pero que se compensan con creces con las cosas buenas que hemos vivido. Con cada risa, sonrisa, llanto y alegría; con cada proyecto que iniciamos y elaboramos; con cada viaje y con cada aventura que hemos vivido y que sé que viviremos. 

Llegado ya a estas líneas uno ya no sabe qué añadir. Con mi cigarro entre mis dedos solo me queda felicitarte, felicitarnos por completar nuestro día 365. Un número que espero que se multiplique por los años que sean. Por los años que nos quedan de vida. Muchas gracias hermano. Gracias de corazón. 

Una comparación ofensiva y de muy mal gusto.

No han sido pocas las veces que he visto esta imagen en Facebook. Una imagen compartidas por miles de personas alrededor de todo el mundo y esto quiere decir, que por desgracia, la mayoría de esa gente está de acuerdo con lo que muestra. 

No puedo más que mostrar mi total desaprobación ante tal imagen y mi más sincera decepción por todas aquellas personas que se muestran sorprendentemente de acuerdo con dicha fotografía. 

Primero: Kim Schmitz, uno de los creadores de Megaupload, fue detenido, no sólo por pirateria, sino que también por otros muchos cargos de corrupción, extorsión, etc. 

Segundo: hasta poco antes de saber la verdad sobre Megaupload, estaba totalmente en desacuerdo por su cierre; luego, al saber que el señor Schmitz se estaba lucrando como nadie, me empecé a replantear la situación. Como futuro profesional del sector televisivo o cinematográfico, considero que hay que adecuarse a las nuevas formas de compartir archivos. Desde sus inicios, portales como Megaupload, Fileserve, etc. han servido para que millones de personas descubrieran grupos musicales, películas, actores e infinidad de cosas más dotando a estos de un reconocimiento más que notable. Los que salían perdiendo eran, sobre todo, las productoras. 

Ahora bien, una cosa es un portal para compartir archivos y otra muy distinta es tener un portal plagado de material ajeno y encima lucrarse con ello. La publicidad que aparecía antes de ver un vídeo en Megaupload y la publicidad en forma de “banner” en la propia página, hacían que ciertas personas generaran beneficios con el material de otros. 

Pongamos un ejemplo sencillo: yo soy partner de Youtube y la primera regla y más importante, es que no puedo pedir ingresos por un vídeo que contenga cualquier material que no sea mío o libre de derechos. Es lógico, pues yo estaría ganando dinero a costa del trabajo de otros. 

Reconozco que el cierre de Megaupload es una faena para todas aquellas personas que tenían sus propios archivos dentro de esa página, pero son daños colaterales a esta situación. 

Tercero: volviendo al tema de la foto, por último, me gustaría decir, que me parece un insulto comparar los dos casos. Me parece una cuestión demagógica y de muy mal gusto y no tiene ni pies ni cabeza. Por un lado por el tema en sí y por otro más del ámbito legal: no soy abogado ni mucho menos licenciado en derecho, pero todos sabemos que ambos casos han sido juzgados en diferentes países, con diferentes normas. Miguel Carcaño es una persona que salió beneficiada de un sistema jurídico que, gracias a Dios, ya se está revisando. Su crimen y el de sus secuaces, en EEUU está penado con cadena perpetua y en algunos estados como Texas, con la pena de muerte. Así que antes de hacer comparaciones y sobre todo, compartirlas, por favor, pensadlo dos veces y razonar las cosas.

Para terminar, decir que estoy totalmente en contra de la ley SOPA y PIPA, pero estoy a favor del cierre de las páginas que se lucran de una forma espeluznante con el trabajo de otros.

Una noticia singular.

Como muchos sabréis ya soy estudiante de periodismo y como tal, muchas de las prácticas que tengo que hacer son escribir noticias. Hasta aquí todo normal. Lo que me ha sorprendido ha sido que hoy, como siempre a última hora, me han comunicado que para mañana tenía que tener escrita una noticia ficticia. Me explico:

El trabajo consistía en leerse un romancero y escribir una noticia a raíz de ello. He de decir que al principio pensé que era una broma pero luego decidí aceptar que aquello no era una mofa y me puse manos a la obra. he aquí lo que salió. 

PD: Si queréis leer el romancero, son las páginas 25 y 26 de éste link. Espero que os guste. http://tinyurl.com/cyoh67t

Muchas gracias y hasta la próxima.

Un ermitaño asesina al rey Rodrigo en nombre de Dios

El rey Rodrigo ha sido hallado muerto ayer por la noche con picaduras mortales de una culebra en sendas piernas. El ex monarca estaba encerrado en un ataúd y fue descubierto gracias a que el presunto autor, un ermitaño de la zona montañosa de Castilla, confesara el crimen a la policía a altas horas de la madrugada.

El rey Rodrigo ha muerto la pasada madrugada por envenenamiento de serpiente. Si el ex monarca no había tenido suficiente con haber perdido a España, hace unas horas también perdió algo todavía más importante: la vida. El cuerpo sin vida de Don Rodrigo se encontraba dentro de un ataúd junto a una culebra que le estaba devorando.

Según fuentes policiales, el ya fallecido rey Rodrigo, habría estado huyendo durante varios días hasta que encontró la ermita en cuyo interior habitaba un ermitaño con antecedentes penales. El presunto autor del crimen es conocido en la zona como “el loco de la ermita” dado a que siempre dice ser hablado por Dios para hacerse su voluntad. Voluntad que, según parece, era acabar con la vida del monarca. Por el momento las autoridades a cargo del caso no quieren decir nada sobre el presunto asesino y se niegan a desvelar su nombre hasta que se hayan cerrado todas las investigaciones y pueda comenzar el juicio.

Una de las últimas personas en ver a don Rodrigo con vida, a parte de, claro está, el ermitaño, fue un pastor que ejercía su trabajo en las espesas montañas. “Estaba desesperado y hambriento. Parecía que llevaba mucho tiempo caminando en busca de algo” dice entre lágrimas. “Yo le llevé a la muerte. No debí indicarle el camino hacia la ermita” se lamentaba el pastor. Sea como fuere, la noticia del fallecimiento del monarca no ha causado demasiado estupor entre las gentes de España debido a la cuestionable gestión de ésta que hizo durante su reinado y no se espera un funeral demasiado especial. Según fuentes institucionales, la autopsia para dilucidar la causa de la muerte concluirá mañana a primera hora para que pueda ser enterrado lo antes posible.

Se espera que el juicio al ermitaño se celebre antes de finalizar la presente semana y nadie duda que éste será corto debido a que el presunto culpable confesó el crimen horas después de cometerlo . Según testigos que escucharon al ermitaño confesar, éste llegó corriendo gritando “se ha hecho Su voluntad. Mi Señor, he cumplido con lo que pedisteis, el rey Rodrigo ha muerto como dijisteis”. Este caso sin duda es, como mínimo, intrigante y esperamos que se resuelva lo antes posible.  

Me llamo Íñigo Bordiú y este es mi Blog.

Han sido incontables las ocasiones en las que he decidido comenzar un blog. Ojalá pudiese asegurar ahora mismo y en estas líneas que mantendré éste actualizado, por lo menos, una vez a la semana… pero hacerlo, no puedo. Sólo prometo que haré un esfuerzo para que así sea.  

La idea que tengo para este rincón es el de contar todo lo que se me ocurra. Pueden ser temas de opinión, actualidad o simplemente historias de ficción que se me vayan ocurriendo. Aunque no sea considerado un profesional del tema, me veo a mí mismo como guionista y considero que tengo buenas historias que enseñar al mundo.

A pesar de que, como algunos sabréis, tengo un canal en Youtube, muchas veces esa plataforma no me sirve para expresar todas las ideas que surgen en mi cabeza, ya sea en la cama, ducha o en un anodino día de universidad. Más que nada porque muchas veces las palabras valen más que mil imagenes; tanto por su riqueza y por la infinidad de formas que puedes contar una misma idea. 

Con todo esto no quiero decir que no me guste crear vídeos. Nada más lejos de la realidad. Mi sueño es trabajar en grandes productoras americanas; lo que no tengo todavía muy claro es si quiero dirigir, escribir o dedicarme al mágico mundo de la edición (considerada por muchos como “la segunda -pero no menos importante-dirección”). Sea como fuere, seguiré en Youtube que tantas alegrías y buenos momentos me ha dado. Para mí, ese canal (Mr Banry), ha sido de gran ayuda en cuanto a lo personal y profesional y jamás lo abandonaré… o eso pretendo. 

Lejos de querer aburrir, iré terminando ésta breve introducción a este mundo. El Cofre es un blog dónde habrá contenido de todo tipo. Espero que mi estilo de escritura sea del gusto de todos.

Muchas gracias y hasta la próxima. 

Iñigo Bordiu